miércoles, 6 de agosto de 2008

Abu


De siempre fue tan preciosa que vivió tratando de ser otras cosas. Inteligente ya era, así que se volvió buena, clara y valiente. A fuerza de no ser perfecta se volvió absoluta. 

Sin darse cuenta se fue volviendo representante de mundos a los que ni siquiera pertecía: El más claro es el ruido que sus nietos hemos ido dejando por su espacio y por los nuestros. Nos hizo posibles y fue casa de todos. 

Me pesan quienes me serán cercanos sin haberla conocido. No sólo por la parte de mí que ya no habrán visto, sino porque se habrán perdido de un espectáculo silencioso y preciso.

Cuando mi abu abría los ojos,  abría el mundo. 

4 comentarios:

d.mastretta dijo...

Catita.

Termine de escribir el mio mientras me encontraba con el tuyo, me dejas con lágrimas y una sonrisa en la cara, te quiero y te comparto lo que escribi yo:
http://one-deadly-monkey.blogspot.com/

un beso enorme

Dani

Marian@ dijo...

Amiga...

Si tu eres tan grande no tengo ninguna duda de que es porque tuviste una abuela fascinante...

Estoy segura de que descansa y es muy feliz en el cielo o en el mundo en el que creyó.

Un abrazo enorme y aquí estamos para lo que necesites.

Pequeña capitalista dijo...

Es tan maravilloso y cierto que no sé ni qué escribir.

te mando el abrazo más fuerte que tengo.

te quiero

Lum! dijo...

es exacto. de verdad agradezco haberla conocido. te quiero amiga. tu y tu familia son lo máximo.