sábado, 17 de abril de 2010

Carol quiere con Dani

Me he enterado de que Carol quiere con Dani. Y la pobre se ha enterado de que Dani quiere conmigo.

Vamos todos juntos en esta escuela donde las clases son de maestría pero las interacciones de secundaria. Somos cien pelados viéndonos las caras todo el día, el resultado menos grave es el corredero de chismes en el que vivimos. Corredero por el que pasamos Dani y yo hace poco, sin importarle a nadie, más que a la pobre de Carol.

Carol tiene un pelito rectangular y pesado, perfecto; es chiquita y linda como las niñas que iban a la escuela con Sailor Moon. Es una productora de aspecto eficaz y simpático con la que nunca he cruzado una palabra. Con Dani ha cruzado varias. Aparentemente suficientes para llamarse a engaño cuando la pobre enteróse, hace dos o tres días, de que Dani no sólo no quiere con ella, sino que anda conmigo.

Además de lo que puedo inventarme viéndola, sé de Carol cuatro cosas que me cuentan: no sale mucho, trabaja con una disciplina callada y útil, pasó Navidad sola en su casa y se le considera en general un encanto. Eso y que quiere con Dani. Que quiere a Dani. Mucho.

¿No es de lo más triste que han oído? No la conozco de nada y me las he ingeniado para romperle el corazón.

La pienso lloriqueando por los rincones con mi cara en la cabeza, moqueando su almohada porque mi novio no la quiere. Mi novio que siempre tiene las manos tibias; y que compra palomitas cuando vamos al cine saliendo de cenar; y que encoge los hombros como infante cuando algo le da risa; y que la semana pasada que se quedó solo en mi casa, tendió mi cama como de hotel, colgó mi vestido en una silla y enrrolló el cable de mis audífonos sobre sí mismos.

La pobre llora de por sí, imagínense si supiera de lo que se pierde.

Es injusto, el cariño. Tiene reglas muy siniestras. La cantidad de veces que yo he sido Carol... quisiera como hacerle un tecito y pedirle perdón.

Uno anda contento haciendo a otro infeliz ¿Qué se hace -en la vida- con tanto deseo dispar?

8 comentarios:

lady wonderland dijo...

Dios, pobre Carol! Aunque yo ni la conozco y debo decir que era obvio que tu ibas a ser la novia de Dani y no ella. Dani rocks y sobre todo, todos no tenemos màs remdio que estar a tus pies.

xxx dijo...

al fin!!!!!! ya era hora de un nuevo post, y la verdad esta genial! yo tambien he sido muchas veces carol!

Marian@ dijo...

Ya te tocaba ser Carol

Y sin duda ya te tocaba un Dani

Felicidad para los dos, resignación para la tres

Pequeña capitalista dijo...

jajajaja ay mi reina!!! ni mooooooo, literal así pasa cuando sucede.

te mandé un mail largueeeeeeerrimo con als nuevas (y las viejas, porque hacía un ratín que no nos topábamos) ¿lo viste?

Te mando un beso

te adoro, te adoro, te adoro

Vain¡lla dijo...

Some will win, some will lose
Some were born to sing the blues
Oh, the movie never ends
It goes on and on and on and on...

Leticia dijo...

Qué tristeza por Carol, qué alegría por ti. Así es la vida... ya le tocará a Carol ser Cati y espero que a Cati nunca más le toque ser Carol...
No le hagas el tecito...

Pat dijo...

Jjajaja, me sacaste dos o tres carcajadas, y luego pensé para mi mismo ¿Por qué me divierten chismes ajenos) jajaja buen post amiga

Leticia dijo...

Y ya estamos abandonados de nuevo en este blog... las cosas que hace el amor...