viernes, 28 de marzo de 2014

No es por pelear con lo de "femenino"

Porque de veras no es pleito ¿hay algo peor que la gente que pelea contra su buena fortuna por semántica? Peor, peor ¿hay algo peor que una mujer que pelea contra su buena fortuna por semántica?

No tengo cómo agradecer el cúmulo de bendiciones que me ha caído en la última semana durante la primera presentación de nuestra película "Las Horas Contigo" en el Festival Internacional de cine de Guadalajara. No quiero describirla porque me haría quedar como una presumida desequilibrada. Sólo diré que ha superado todas mis expectativas. Todas. Y que me siento humilde y honrada de haber trabajado con la gente con la que trabajé. La mayoría de esa gente, por el motivo que fuera, resultaron ser mujeres. Y por lo tanto de pronto la peli se ha vuelvo un himno a lo femenino que yo (por ingenua, claro) no vi venir. Sí, la peli tiene muchas mujeres, así salió. Pero ¿qué no hay miles de películas que tienen muchos hombres? Nadie las vuelve himnos a lo masculino.

No sé si alguien haya descrito a "Perros de Reserva", película preciosa y brillante, llena de personajes complejos y sí, hombres todos ellos,  como un homenaje a la sensibilidad masculina. Es más, siento que si lo hicieran nos llamaríamos a engaño, porque habría la implicación de que las múltiples complejidades, virtudes, defectos, fuerzas, lealtades, horrores y maravillas de los Mr. Perros de Reserva son exclusivas al género masculino. Si yo fuera hombre me parecería grosero que alguien tomara la exclusividad de ciertos sentimientos y se los colocara como virtudes a un género al que no pertenezco.

La sensibilidad es de personas: hombre, mujer o todo lo contrario ¿no? Siento que es 2014 y que "de mujeres" ya no debería ser género cinematográfico. O en general. Han llamado a nuestra peli un homenaje a la sensibilidad femenina, y yo agradezco profundamente la primera parte de esa descripción porque todo lo que hicimos lo hicimos queriendo hacer un homenaje a la sensibilidad. Lo de "femenina" como categoría y/o calificativo-- me confunde.

Y ya. Hasta ahí. Me callo. Todo ha sido increíble y agradecible. Y este post un pretexto para mencionar mi peli y "Perros de Reserva" en el mismo aliento. ¡Qué descaro! Arriba las mujeres fuertes y los hombres sensibles, etc. ¡La pura felicidad!

4 comentarios:

Ana G.Rogue dijo...

He llegado aquí de milagro ( o de casualidad ) pero estoy tan de acuerdo con la abolición del término femenino como calificativo de según que...

Me ha encantado leerte, pasaré a menudo por aquí!

:)

Leti dijo...

Totalmente de acuerdo.
¡Qué ganas de ver tu película!!!!
Felicidades y ADELANTE!

Agatha Lewin dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada, es que a todos, nos cuesta ver a la mujeres como la misma raza que los hombres (seres humanos) eso de resaltar tanto la diferencia de genero está a mucho de acabarse, parece un eterno paradigma, pues así es nuestra cultura :/

quiero quiero quiero ver tu película *O* felicitaciones, exito...
mis respetos y besos :) adiós

sharonsu dijo...

Pues que ya vi tu película; me sorprendió verla anunciada y a la siguiente semana ahí estaba ya, lista para que yo (que soy mamá recién estrenada de unos gemelos cinefilos desde la barriga) la pudiera ver con todo y críos.
Me encantó Las Horas Contigo, porque fue ver una realidad, hecha ficción, así de cerquita entrando por la ventana y en verdad entiendo el desacuerdo por el término femenino, pero es que aveces así las personas se sienten más gusto: clasificando todo.
Te leo desde hace mucho y me dió gusto regresar a este blog y ver más entradas y buenas noticias. Felicidades por el estreno y éxito que viene acompañando a la película. Un abrazo