domingo, 12 de julio de 2009

Sunny L.A. aka the horror

Ah pero ¡qué fea es esta ciudad de Los Angeles! Vine con mi mamá a buscarme un departamento porque tendré el honor de asistir a una de sus escuelas de cine (a la más coqueta, según me dicen y yo presumo). Como era de preeverse mi mamá odia esta ciudad. La odia más que Woody Allen y yo combinados… y miren que estaba cabrón. Esta expedición al Fabulous Hollywood, baby! lleva apenas un día y ha estado tan accidentada como se esperaba pero también mucho más chistosa.

Estamos en un hotel mamonsísimo en donde hay unas mujeres de cuerpos espectaculares y voces agudas que andan en minifalda enseñando todo lo que tienen tan digno de enseñar; y hablan de nimiedades a gritos sin esconder todo lo que tienen tan digno de esconder. Estamos en el doceavo piso del hotel mamer y desde las profundidades de la alberca nos llegan los gritos de una de esas mujeres y sus decibeles de diversión ¿qué le estará pasando que sea digno de tanto alarido? Yo nunca he dado un grito en una alberca. Nunca. Es un tipo de personalidad, la que pega de gritos en una alberca, que me parece digna de estudio. Incluso en las rarísimas ocasiones en las que he estado en posición de gritar, emocionada, en una alberca (jugando caballazos o clavados o alguna de esas siniestras actividades) nunca he entrado en un ataque de euforia tal que me provoque un ¡¡¡ahhhh!!! tan agudo y poderoso que alcance a las infelices almas del doceavo piso de mi hotel.

Nos cambiamos de cuarto, por supesto, dado que el primero nos pareció intolerable y nomadear por los hoteles es una actividad ya tradicional en la familia. En el primero, una foto de Mick Jagger bebiendo reinaba sobre la cabecera de la cama. Mi mamá peguntó quién era Mick Jagger. – “¿Un rockero?”- Por algún motivo mi mamá no es de su generación. – “Sí ma, un rockero” – dije yo. Y después ella agregó el gran pilón: - “¿Por qué tenemos que dormir viendo a Mike Jagger ligar con esa señora horrible?” – dijo, y llamó al front desk de inmediato. Yo corrí a ver quién era la señora horrible que yo no había visto en la foto: era Keith Richards.

Ahora dormimos en una cama sobre la que reina Jimi Hendrix acostado en el cofre de un coche. En el pasillo nos topamos con seis imponentes californianos chancludos y en bermudas, con la piel morada de sol, patotas y espalda de gimnasio. Mi mamá se contuvo pero cuando los vio venir casi pega un grito de pánico. Y ahora se queja aquí echada en la cama junto a mí.

“¡Qué feos estaban estos muchachos de la entrada!”– se lamenta, la pobre – “Eran idénticos a ese güero horrible de esa película en la que un tipo anda en moto por todos lados” – en este punto hace una pausa melancólica y culmina – “hasta que se muere”.

Sí eran feos los tipos de la entrada, feos como la ciudad que los alberga.

Hemos comprobado muchas cosas que ya sabíamos en esta expedición: que Los Angeles es horrible; que encontraré un departamento fácilmente; que a pesar de mi fobia a Hollywood he de pasarla muy bien aquí; y la más más evidente, preclara, indiscutible: mi mamá es, entre otras cosas, dios.

12 comentarios:

Leticia dijo...

Es muy divertido imaginarte a ti y a tu madre recorriendo esa ciudad horrible pero que terminará conquistándolas (creo que ya lo ha hecho...)
Mucha suerte con la búsqueda!! Y con la escuela de cine! (presume, presume!!!)
Y salva a tu madre de todos los poster que le afeen los sueños! (desde luego, leer la anécdota del póster desde tu perspectiva y desde la de ella es para llorar de risa!)
Un abrazo.

the lil princess dijo...

¿Quien puede dormir con posters de rockeros en la cabeza? A mi los posters no me gustan. ¡Soy paranoica y siento que me vigilan! Pero algo bueno habrá de tener la horrible ciudad ¿Cual es si especialidad culinaria?

Felipe Cervera dijo...

No te olvides de encontrar un departamento con un sillon comodo para que cuando vaya a vistarte pueda hacer cochinadas con una de esas weras de alaridos estridentes...
ja!
te adoro y extranio... no quieres mejor venirte a londres?

RACHE dijo...

¿qué es peor un Cristo sangrante o jaja la señora horrible?

lady wonderland dijo...

pues yo muero por conocer L.A. básicamente por que ahí estarás. dormir con mick jagger arriba,e n otra circunstancia, definitivamente podría tener onda. te extraño tu!

Lily dijo...

Me lo he pasado genial leyendóos a las dos. Título de la película..."Finalmente, LA.¡horror!" o "Pesadilla en LA, con M.J. y el travesti?"
Cati, preciosa, se positivamente que lo vas a pasar de maravilla, a pesar de los "horrores" de LA.
Y tu mami, a pesar de todo, te visitará con frecuencia...eso hacemos las madres ! Ah! ten preparado un poster de alguien especial para ella...para cuando te vaya a ver !
Un abrazo.

David Miklos dijo...

Los Ángeles es, a pesar de las primeras impresiones, una gran ciudad: cuestión de ir desvelando sus secretos. Tienes Santa Monica a unos pasos. Y más al norte, Malibú (playa a la que es recomendabe llegar por la carretera que cruza el cañon de Topanga, que no es otra cosa sino la prolongación de Mulholand Dr.). Más al sur, Venice: playa memorable en la que Jim Morrison le cantaba a la luna. En Sunset Boulevard tienes una de las mejores librerías del mundo: Book Soup (es tan buena que hace que Paris Hilton lea: me la encontré allí una vez, compraba libros, chihuahua en mano). Puedes, además, hacer lo que nadie hace: caminar en Los Ángeles. Las banquetas vacías. Y los paseos interminables. Además, uno de va encontrando "estrellas" aquí y allá. Y eso es divertido. Y, claro, ni hablar de los cines... En fin. Gran ciudad, Los Ángeles. La pasarás muy bien, no lo dudo.

Marian@ dijo...

Todo, incluso Los Ángeles, tiene un lado positivo.

Camina por The Third Street Promenade
(divino), desayuna con tu madre en el lujoso Casa del Mar y date el gusto de comer sushi en uno de los cientos de lugares de comida japonesa decente.

Love you!

AdRiAnA dijo...

Te voy a extrañar Cata! Que encuentres un padrísimo depto porque te vamos a visitar!!!

Little Blonde dijo...

WOW!! padrísimo dormir con rockeros encima de uno, pero que sean de carne y hueso!!! jajaja, ya sabes bebé, si en tu estancia en L.A. conoces a uno que pueda hacer felíz a tu pequeña amiga, lo apartas!! jaja
Bueno no puedes negar que fue un viaje...interesante. jaja. Vas a ver que todas las predicciones que te han dicho se harán realidad.
TE VOY A EXTRAÑAR MUY

Refachadona dijo...

pero como? te iras a estudiar ahi? sorry pero no entiendo muy bien, digo, que chido!!! y algo que tenga qeu ver con cine...yeah1

Maria Neria dijo...

El internet me asusta, realmente si tú eres tú y tu mamá mi escritora favorita, tú tienes mi edad y hace ocho años soñe q eramos amigas y que una tal luminitza q se mencionaba en el lbro era nuestra compañera, no sabes cuanto me rei, me sigo riendo, espero pronto termines la carrera que los prondra en el negocio familiar completo, ese que tiene el titulo de ser feliz en la vida antes que hacer fortuna, que emocion, tu madre escribiendo tu produciendo...un beso de buena vibra desde la cloak , abrasos contaminados desd el bellisimo defectuoso...Posdata...el que no ama al DF es por q nunk vivio en el, ni comio tacos saliendo del antro.