martes, 7 de julio de 2009

Déjate querer

Me llegó un mail de un tipín con el que salí hace mil doscientos años que decía muchas sonsadas y culminaba con una sentencia que es encabronante y divina al mismo tiempo:

"Espero que la próxima vez te des la oportunidad y dejes que te quieran como no me dejaste a mí" - eso escribió, el pobre, no es broma.

Los hombres son entes fantásticos, de verdad, se les ocurren unas cosas... A unos se les nota que van a salir con ese tipo de ondas y entonces es cosa de no acercarse, pero hay otros más peligrosos (como éste que escribió) que se ven normales de pinta, vamos, hasta estilo tienen y luego salen con que no te dejaste querer.

- "Siendo yo tan maravilloso y generoso que hasta la quiero, ella no me quiere a mí, ergo, algo anda mal con ella" - Esta forma de lidiar con que no te hagan caso es una mezcla tan pura de arrogancia y desprecio hacia el otro que sólo puede escaparse de las víceras de un ser masculino.

Cuando un hombre no le hace caso a una chica, el consejo tiende a ser - "Ni modo, no quiere contigo, no te claves, pasa a otra cosa" - A veces, en casos muy desesperados, hay mujeres que apelan al mentiroso - "él se lo pierde" - que saca de apuros aunque no alivie las ansias frustradas.

Pero los hombres aplican el - "Es que no se dio la oportunidad. Es que está cerrada al amor. No es que no me quiera, es que no se deja querer".

Escribiéndolo me doy cuenta de que estoy siendo injusta. Con un tono distinto, de más lamento y menos orgullo, pero también abundan mujeres que aplican la versión femenina de este funesto modo de pensamiento que se resume en que cuando alguien no se enamora de ellas se debe a que "le tiene miedo al compromiso y a la intimidad". No, no. La realidad es que le tienen miedo al compromiso y a la intimidad con ellas, de manera concreta y específica.

La escuela del "date una oportunidad" trabaja de cerca con la del "lucha por ella" y la del "dile que no para que se clave contigo". Siniestras clases se imparten en estas aulas, llenas de juegos, rosas, "pensamientos" escritos con plumas de colores y muchos, muchos delirios de grandeza.

La realidad es que cuando dos personas se topan y se quieren, se quieren y ya está. Todo el resto: el sobre-análisis de llamadas, los mensajes sin contestar, las largas horas de plática sobre intenciones ocultas, traumas de infancia y miedos arraigados; todas estas cosas terribles que llegan por mail y arruinan una mañana perfectamente agradable nacen solamente de la falta de correspondencia.

Existen sólo en las manos de ese ogro asqueroso que yo denomino científicamente como deseo dispar.

Todo el mundo quiere dejarse querer, la parte buena viene con la difícil: encontrar por quién.

14 comentarios:

Serch dijo...

Creo q a todos les ha tocado pasar por alguno de esos momentos... en lo personal no sirvo para las estrategias y lo q digo es lo q siento... pero así como me ha servido también me ha hecho pasar momentos muy difíciles...

Karla Robles dijo...

Lo de las clases... cierto... diuhhh... por eso abandoné Villa Disney...
Tienes tanta razón en lo demás... es tan difícil encontrar quién pueda quererlo bien a uno...

the lil princess dijo...

Esas ecuelas son peligrosas, yo huyo de ellas, El dale una oportunidad es horrible es como cuando te forzan a comer algo que en tu opinion es desagradable y alguien insiste en que le encontraras el sabor... si no me ha funcionado para los jumiles dudo que funcione para las relaciones!

Pepe dijo...

chulada de caso... el tipo merece un abrazo grupal, y se llamara juanito, hasta mi voto tendría!
No sé, en una de esas su comentario no era tan autoconsiente en su terreno de virtudes, de esas que te hacen valer la pena o no... a veces los hombres somos menos complejos, quizá el tipo sólo quería decir, ando muy pinche sólo y un bonus sx me haría el paro(si me lo permites :)).
Cual sea la razón, el caso del compló, implica pues un eterno sufrir en nombre de alguien más, enmascarando una muy insoportable ligereza de nuestros seres...

lady wonderland dijo...

zaz! que huevos de cabrón. creo que debe haber un link en el bestiario, es un especimen perfecto. me muero por conocer la identidad del individuo. además de eso, que bueno estuvo leerte una vez más.

Marian@ dijo...

Grandioso amiga, es la puritita verdad.

O es o no es...

He's just not that into you.

Amen

Leticia dijo...

Pues deberías contestarle: y tú, relájate y déjate odiar...

Karina dijo...

¡Qué tipo tan dramático!

Y no son sólo 'entes fantásticos', Cati, a veces absurdos y paradójicos. En un momento te pueden besar, abrazar, amar, hacer sentir bien y en cuestión de segundos el patán que llevan dentro, boom, sale!!

Esa escuela de 'oportunidades', jajaja, es, más bien, como para los clubes de optimistas, jajaja. Estoy muy de acuerdo con Mariana, es o no es / estás o no estás / quieres o no quieres ... ¿Seremos radicales ¬¬?



Saludos, Cati.
(hace rato que leo tu blog, aunque no me animaba a comentar, aaah, hoy no pude evitarlo)

Kamus dijo...

Lo peor de esta humanidad es el “hombre” ese ser que solo se maneja por el instinto, pero que vuelve tan feliz a las mujeres y cuando no es así las vuelve infelices.

Pequeña capitalista dijo...

LAS PALMAS reina!!!

También concuerdo en que deberías hacer una copia identiquísima pal bestiario

Te extrañi

Luisz dijo...

¡Sopas!

Si bien es una verdad que todos los hombres somos iguales, tampoco debemos ser juzgados por nuestros peores representantes. Habemos de iguales a iguales, creo.

Bah, a quien engaño.

Tienes razón, si namás con querer se pudiera ...


Saludos.

Mauricio Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Gibrán R.R. dijo...

Vaya, no te dejaste querer.
Imagínate los problemas que deben sufrir todas aquellas que rechazaron la posiblidad de ser queridas por el chaval...
Pero la neta es bien común oír de las mujeres
¿Y a hora qué hago con lo que siento?

Bruxcat dijo...

"...con ellas" ¡Juar, juar, juar! me recordaste una exclamación que ya no se quién dijo: "Pos si amor si quiero, ¡pero no el tuyo!"