viernes, 29 de mayo de 2009

Little rushes (día dos)

Se lee más padrísmo empezando por el DÍA UNO


DÍA DOS

Ir caminando por 5th avenue y entrar a la catedral de San Patricio por primera vez. Ver a toda clase de banda meter sus dedos en el agua bendita que está junto a la puerta principal y  pasársela por la cara; sin duda ese debe ser el charquito de agua más manoseado del planeta. Preguntarme si el agua estará suficientemente bendita como para salvar a los feligreses del asco que es untarse la mugre de miles y miles de extraños tan cerca de los ojos.

Caminar hasta el centro de la iglesia y toparme con un inmenso altar a la virgen de Guadalupe. Ver a los mexicanos devotos prenderle veladoras mientras una gringa regordeta le toma fotos.

 

Recordar la visita de Hillary Clinton a México: parada en la basílica mirando hacia la imagen que la virgen le dio al mismísimo San Juan Diego, dijo –“That is so beautiful. Who painted it?”- se hizo un silencio,  pero el Obispo no perdió el estilo y contestó rápidamente –“God”. Hillary hizo una mueca efímera que parecía gritar - "¿Te cae?"- y luego nada más sonrió como la politicaza que es.

Salir de San patricio y entregarse el resto del día al baboseo.

En la noche entrar al Waldorf Astoria. Recordar a Pacino llamándolo the cradle of civilization. 

 

Atravesar su cursilísima rotonda y sentirme en casa. Verla llena de turistas sudorosos y  en shorts; pensar en lo bajo que ha caído, la pobre, desde las épocas gloriosas en que Fitzgerald la atravesava vestido de jacqué. Subir a mi cuarto y que me reciba en el pasillo una foto del presidente López Mateos abrazando a Frank Sinatra. 

Meterme a una tina llena de burbujas que huelen a vainilla y a pachouli. Reírme como Homero Simpson de la palabra pachouli. Salir chapeada y suave. Ver un capítulo de Doogie Howser On Demand y uno de How I met your mother en iTunes.

Pensar que Neil Patrick Harris es dios. 

Ver DÍA TRES

2 comentarios:

Tgrika dijo...

Nooo Caty!!

¡Júrame que Hillary preguntó eso!

¿Porqué no me enteré? ¿En qué planeta vivo?

¡Quiero creer que Hillary es fan de Fray Servando Teresa de Mier o que minutos antes se echó un sincerísimo café en el que Schulemberg le chismeó acerca del mito guadalupano y por lo tanto la pregunta como la respuesta fueron sarcasmo total por parte de ambos!

Me he quedado pasmada!

jajaja

Queto: "El Vakero Rockstar" dijo...

Wooow! increíble anéctdota la de Hillary, tampoco me la sabía. jajaja!


Oye qué envidia que andes por allá, yo ya me la pelé de ir, quizá forever and ever. Están súper chidos tus relatos, me gustan.