viernes, 15 de mayo de 2009

La banda se casa / envejecemos

Envejecemos, chingada madre. 

Tengo 24 años. Un bebé ¿no? No. Un bebé tiene 16. 

A la banda le ha dado por empezar a casarse. Se casan dos el mismo día: Mi prima la de la cara rosita y dulce, como el algodón de azúcar de las ferias viejas; y mi amigo Juanito al que le digo Uom, porque cuando éramos de veras niños, nos carcajeamos de más con un mal chiste sobre un marcianito. 

Se casan con gente padre que prometerá, en breve y frente a toda su parentela,  verlos envejecer y aguantarse. La de Juanito prometerá aguantarlo hasta el día que la lucidez de su mente ya no le dé para acordarse de quién es Uom; el de la prima (que es tipazo) lo mismo, aguantarla hasta que su carita fresca se ponga tan afilada y amarilla como la mía empezó a ponerse desde como los quince años.  (Prueba en la foto de abajo, sólo un inconsciente va a casarse con el futuro de estas ojeras).



Envejecemos, maldita sea. Cada segundo que pasa se gasta nuestra posibilidad de avasallar, de  sorprender, de pintarnos nada más la uña del dedo gordo. Se gasta nuestra ventana potencial de jóvenes prodigio (prodigiosos somos, claro, pero digo prodigio.  A la Doogie Howser, pues).

¡Envejecemos! Y la banda se casa imposibilitando que se nos olvide. No hay para dónde hacerse:  el acarcachamiento ineludible nos entra de a poco por las uñas de los pies. (Pies que se tienen que poner en tacones escotados para las famosas bodas, colocándolos casi de boca al piso... viendo de cerca la entrada del mal). 

Envejecemos todos, hasta los más padrísimos. Hace algunos meses tuve esta conversación con mi anciano, aunque todavía precioso, novio de la prepa:  

Yo  —"¿Casar? ¿Que estás loco? ¿Cómo te quieres casar tan chico? "
Él —"Catalina, tengo casi treinta años."

Uta... me dolió más que cumplirlos.

6 comentarios:

lady wonderland dijo...

yo me caso feliz con las ojeras y con el envoltorio! me encanta leerte. no desaparecer! te amooooo.

Felipe Cervera dijo...

Y mientrs tanto en inglaterra... un nuevo grupo de canas arremete contra mi cabeza. Nos hacemos viejos, si. Ni modos. Ahora seremos los adultos contemporaneos prodigio.

Dr. Mille Miglia dijo...

JA, canas tengo desde primaria, y lo tu novio de la prepa me dio risa y ternura.

Salvador dijo...

Tengo canas y tendré miles más, pero la verdad es que envejecer está en la actitud.

Ana Lucía dijo...

Caaaaaaaaaaaati!!!!
Me encantó, eres una preciosa y te quiero. Aunque he de confesar que por un momento sentí que en 20 días, en vez de casarme, me voy a graduar de joven. Mejor pensemos que no es edad, es experiencia (pliiiiiiiiis!!!); y que no es boda, es peda.
Así siento que el bótox puede seguir esperando...
Gran fansísima, oficialmente.

el chilango dijo...

¿que son las ojeras?...