viernes, 29 de mayo de 2009

Little rushes (día cinco)

Se lee más padrísmo empezando por el DÍA UNO


DÍA CINCO 

Hacer compras de último día: playeras para mi hermano; regalos para mis sobrinos. Buscar un delfín de peluche para el niño en FAO. Ver un Darth Vader hecho de Legos: priceless. Buscar un disfraz para la niña en la tienda Disney. Querer comprar el de Alicia, sobrio y limpio:

Perfeccionado con la posibilidad de cargar un muñequito del gato:

Enamorarse del concepto mismo.  Reconsiderar. Asumir que es una crueldad atacar a una niña de tres años con un lastre de buen gusto. Comprar el de la Cenicienta, precioso y ridículo, con su diadema de lentejuelas, falda de tul y zapatillas de cristal.

Desayunar acostada en el parque. Maldecir el avión que va a llevarme de regreso a mi casa. Llegar lo más tarde posible para ver si hace el favor de irse sin mí. Sufrir que en lugar de eso haga el favor de salir tres horas tarde. 

Bobear por el aeropuerto. Ver cómo mueren las pilas de mi iPod y de mi computadora. Aburrirme. Ponerme a ordenar mi cartera; toparme con un papelito viejísimo que firma –with his utter, if unbecoming, worship - Yaron (mi karma israelí, para quienes no tienen el disgusto). Pensar que contra toda predicción lógica estuve una semana en nuestro pueblo sin pensar en él una sola vez. Creerme muchísimo. Pensar que pensar eso acaba de echar a perder los logros de tantísima superación. Doblar el papelito en seis y cargarlo entre mis dedos el resto del día.

Subirme al dichoso avión. Aterrizar en el DF. Circular por el viaducto. 

Volver a la realidad.  

5 comentarios:

Dr. Mille Miglia dijo...

A si de prisa me lo leí todito y el gato de cheshire siempre me dado cosita.

Ya que te gustan los viejitos, yo tengo canas, eso cuenta? jejeje.

Un saludo.

Catalina Martinez dijo...

En esos días de "epidemia", me encontré tu blog, gracias por compartir tus experiencias. Sabes, a veces se me olvida que tengo un master en literatura y bueno, tu adjetivación es perfecta, me recuerda a Borges...en fin, saludos desde Monterrey, México

Mariana Gonzalez dijo...

me he vuelto tu fan!!! me encantan tu blog... empece con un post y luego otro, y yo creo que ya lei todos... y espero el que sigue!

Catalina Aguilar Mastretta dijo...

¡Muchas, muchas, muchísimas gracias por sus comentarios ,chicos!
Un abrazo,

C.

Miss Strawberry Fields dijo...

eres lo perfecto de lo imperfecto. Escribes como diosa.